martes, 15 de enero de 2008

Ruiz, el Pequeño Freak


"La realidad me puede chupar la polla, querido"

Los Invisibles, de Grant Morrison

-...y eso es todo lo que tengo que decir sobre la teoría cuántica de los campos unificados.
El respetuoso y halagador silencio que había acompañado a mi notable disertación se convirtió en algo molesto cuando cerré la boca. Lo achaqué sin modestia a lo brillante de mi exposición, que había absorbido su atención hasta dejarlos sin habla, lo cual me henchía de orgullo. Cuando empezaba a sentirme como una rebanada de pan duro sumergido en un plato de puchero, miré de manera desafiante a mis pupilos, intentando provocarles alguna reacción.
-¿Y bien?
-¿Eh? -dijo el más espabilado entre ellos. Carraspeé.
-¿No tenéis nada que decir, hatajo de ignorantes?
-Perdone señor, pero estábamos mirando otro blog y nos hemos perdido la primera parte de su charla.
-¿Qué? ¡Seréis desagradecidos! ¡Encima que os ilumino con la magnificencia de mi sabiduría! ¡Apestosos gasterópodos! ¡Viles hijos de mil perras! ¡Abyectos excrementos de armadillo! ¡Putrefacción elevada a la enésima potencia! ¡Mamones, que sois todos unos mamones!
-Disculpe, maestro -dijo el espabilado, interrumpiendo mi asombrosa demostración de malabarismo soez-. ¿De donde ha saca un vocabulario tan sucio?
-¡De los cómics de Garth Ennis, sabandija! ¡Y ahora sal de aquí, si no quieres que limpie las ruedas de mi todoterreno con la raja de tu culo!
-Y digo yo, ¿no tendrá usted por casualidad el síndrome de Tourette?
-¡El síndrome de Tourette lo tendrá tu puta madre!
Un individuo cuyo rostro me resultaba vagamente familiar alzó la voz entre la muchedumbre.
-¡Que te follen, cabronazo!
-Dios, ¿es que ya nadie me respeta?. ¡Jean-Claude! -Mi leal mayordomo hizo acto de presencia-. Jean-Claude, ¿quien es ese agitador?
-El tipo que contrató para que le lamiera el culo, milord.
-Debo decir que no estoy enteramente satisfecho con el desempeño de sus funciones. Llevadle a la cámara de torturas, golpeadle en la cabeza con un bate de béisbol, dadle paracetamol para el dolor y después que se tome un gin-tonic para que la pastilla no le haga efecto. ¡Se va a cagar!
-¡Señor! ¡Eh, señor!
Volví la mirada hacia la voz que reclamba mis atenciones. Era un chaval de oscuro atuendo que tenía aspecto de saber rezar el padrenuestro en dialecto klingon.
-Muchachote -espeté-, ¿lo que te cubre la cara son espinillas o El Señor de los Anillos escrito en braille?
-¿Ha comentado que lee cómics, señor?
-Pero mi querido muchacho... -guardé silencio porque no sabía qué decir a continuación. Solo quería dejar constancia de mi carácter paternalista. Después de unos tensos instantes, continué-. ¿Cuál es su nombre, caballerete?
-Me llaman Ruiz, señor. Y, si no le importa, me cabrea bastante que me llamen "caballerete". Suena muy paternalista.
La había cagado, pero seguí como si nada.
-Te jodes. ¿Tenías alguna pregunta referente a los cómics?
-¿Que opina sobre la adaptación al cine de Watchmen?
-¿Y yo que sé, si todavía no la han estrenado?
-Me refiero a qué, bueno, a mucha gente no le parece buena idea que hagan una película, ya sabe, captar en cine el significado del universo de Alan Moore y Dave Gibbons y todo eso, bueno, es muy complicado y seguro que la cagan, qué sabrán los ejecutivos de Hollywood sobre la profundidad de esta obra maestra del noveno arte...
-Chaval, te expresas como el culo, así que ¿por qué no escribes tu propio blog y dejas el mío en paz?
Los ojos de Ruiz se iluminaron con el repentino fulgor de la linterna de un urólogo durante un examen de próstata.
-¿Usted cree que yo podría?
-¿No soy yo el vivo ejemplo? Anda, ve y expresa tus roñosas opiniones en tu propia bitácora friki.
El teléfono sonó y salí rápidamente de mi ensoñación. Era mi amigo Pepepé.
-¿Has dedicido ya de qué vas a hablar en tu blog?
-No sé... había pensado en hablar de cómics, o de cine... aún no lo he decidido.
-...Ya.
-Pareces un poco decepcionado.
-Joder, es que de eso ya habla mucha gente.
-¿Y qué quieres, que hable sobre la teoría cuántica de los campos unificados?
-Oye, no está mal.
Suspiré.
-¿Sabes qué? Creo que al final no voy a hablar de nada en absoluto. Eso es. De nada en absoluto.

2 comentarios:

rocio dijo...

En "haga su comentario" Rocío dice:
Gracias por la foto. No entiendo de frikismos, pero te "entiendo" a tí. Supongo que es lo mismo. Sabes con qué personaje me quedo? con Jean Claude. Sin duda, quiero poner un Jean Claude en mi vida. Te imagino al lado de Jean Claude, altanero, con tu batín de estar por casa (que es un palacete del siglo XVIII) y con una pipa el mano. Jean Claude viste uniforme negro y es calvo.
Creo que le voy a recomendar tu flog (uy perdón BLOG!!) a todos mis contactos. Anímense a escribir leches!! (noy hay nada como el apoyo de la familia, además de unos cuantos sobornos y amenazas diversas...)
Para no escribir de nada en tu blog, no está nada mal, no quiero ni pensar cuando decidas hablar sobre "algo", cuantos límites de caracteres hay en "haga su comentario"???? ein?????
Beeeeeeeeeeesos!!!!!!!!
Bruuuuuuuuuutal!!!!!!!!!!!!!

Pd. manda huevos. me he tenido que abrir una cuenta en gmail para postearte. Eso es AMOR y lo demás son tócate los hue...
Pd. el primer nombre que me quería poner en mi nueva de gmail era "hagasucomentario" pero no he podido.

Silderia dijo...

Nene, me encanta la metáfora de me siento como un trozo de pan duro en un plato de puchero.