sábado, 15 de mayo de 2010

Tweedledee, Tweedledum, o viceversa, o El Principio de la Complementariedad, o Una Divagación sobre la Simetría en la Obra de Lewis Carrol...

...u Otro Puñetero Título innecesearia e injustificadamente más largo que el post propiamente dicho.

TWEEDLEDEE: Tengo un hambre que te cagas.
TWEEDLEDUM: Y yo unas ganas de cagar que te lo comes.

Y todos tan contentos.

Nota: La Administración de Un beso de buenas noches de mil demonios desea aclarar que de ninguna manera tiene intención de hacer apología de la coprofagia. Aunque no nos posicionamos a favor ni en contra (que cada cual aguante su cirio, o el de otro), a título personal nos gustaría decir que como práctica nos parece ligeramente desagradable y como tema de conversación inadecuado en determinadas circunstancias.

4 comentarios:

Al Hrrera dijo...

Oh, vamos, pero si es solo chocolate!

sangreybesos dijo...

Al: Hombre, supongo que con una poderosa capacidad de autosugestión...

Silderia dijo...

Estas demasiado obsesionado con esos dos gemelos maleducados cariño, tenemos que dejar de ver todas las películas que han hecho sobre el tema.

sangreybesos dijo...

Cariño: Es que los ciclos temáticos me tienen a maltraer...