lunes, 1 de septiembre de 2008

Basado en hechos surreales


El lugar: Una administración pública cualquiera.
El día: Un viernes cualquiera.
La hora: Una cualquiera.
Nuestro protagonista: Un cualquiera (Auxiliar administrativo, para ser más exactos).
Nuestro protagonista aporreaba diligentemente las teclas de su ordenador, intentando quitar de en medio el trabajo que se había acumulado encima de su mesa durante sus tres cuarto de hora largos de desayuno (se ve que ese día desayunaba solo y no se entretuvo mucho). Miró con desesperación su reloj: todavía no era la hora del cigarrito, y el maldito ordenador no se había bloqueado en toda la santa mañana, así que las posibilidades de rascarse las pelotas un ratito eran más bien escasas. Pero los Hados son generosos con los empleados públicos; por la puerta entraba Manolo, un compañero que daba por concluida su baja de tres meses para incorporarse... a sus vacaciones.
-Menos mal que me voy de vacaciones; empezaba a estar acojonado.
-¿Y eso?
-Hombre, imagínate que me pasa algo durante el tiempo de baja. La inspección diría "¿Pero este tío no estaba de baja? ¿Qué coño hacía en los Caños de Meca?"
-¿Y qué coño te iba a pasar en los Caños de Meca?
-Joder, pues estuve a punto de tener un accidente.
-No me digas.
-Como te lo cuento. Por culpa de nuestro conductor, que tiró por una carretera comarcal.
-Bueno, si no conocía las comarcales... a lo mejor iba un poco despistado el hombre.
-Despistado, no. Lo que iba era borracho.
-¿Tiró por una carretera comarcal borracho?
-Claro, para que no lo pillara la Guardia Civil. Como el autobús no había pasado la ITV...

4 comentarios:

Silderia dijo...

Con que a eso es a lo que te dedicas por las mañanas. Y yo que pensabas que hacias algo de provecho. Ahora entiendo, tanto rascarte las pelotas tenía que servirte de algo.

sangreybesos dijo...

...de vez en cuando, también le paso un trapo a la mesa de billar...

antonino dijo...

ese administrativo es veridico, yo lo he visto por las partes altas de la empresa.
que temple, que porte.................
que hijodelagranPUTA

sangreybesos dijo...

Y la gente cree que los chistes sobre funcionarios son leyendas urbanas, querido Antonino...